Pavimentos Rubio

microcemento y cemento pulido

¿Qué es mejor microcemento o cemento pulido?

El cemento es un material de construcción, siendo este un polvo grácil, que se obtiene mediante calcinación, con temperaturas de más de 1400 °C de 3 materiales en una mezcla. Dichos materiales componentes del cemento son piedra caliza, hierro y arcilla. Sin embargo, el cemento tiene ciertos tipos de variantes, como lo son el microcemento y el cemento pulido, ambos ya procesados para su aplicación.

Así pues, ambas variantes son muy buenas opciones a la hora de construir, sin embargo, no tienen los mismos usos, puesto que cada uno tiene características diferentes. Aunque ambos pueden emplearse para realizar suelos, elegir uno u otro va a depender de lo que se esté construyendo. Esto debido a que, por ejemplo, el cemento de tipo pulido solo se aplica a pavimentos, mientras que el otro puede ser tanto para pavimento como para paredes.

Beneficios del microcemento

Este tipo de cemento es aquel que se emplea para cubrir superficies con finalidad decorativa. Pues, dicho material una textura simple, de aspecto pulido y liso, otorgándole un efecto visual muy elegante y moderno, es por ello que suele ser empleado en la construcción de casas. Además, este goza de ser resistente y ligero.

Por otro lado, dicho material, al solo tener un espesor de 3 mm aproximadamente, esto hace que no se fisure ni cree grietas, teniendo así un perfecto acabado estético. Muchas veces se ha empleado en piscinas, terrazas, escaleras, y pavimentos tanto interiores como exteriores debido a su alta resistencia a lluvias, vientos, entre otros

Asimismo, el microcemento de construcción se caracteriza por ser rápido de aplicar, puesto que como solo es una cubierta; se realiza mediante el uso de talochas o llanas. Es decir, se aplica el producto sobre la base o la pared y se esparce con dicha herramienta empleando movimientos circulares.

Beneficios del cemento pulido

Este tipo de cemento, por otro lado, se diferencia con el anterior principalmente debido a que este no puede aplicarse a paredes. Pues, este no es un tipo de revestimiento, este suele ser más espeso, con un grosor alrededor de los 8 cm, cosa que no se lo permite. Además de que este se crea puliendo la superficie del hormigón.

Aparte de esto, dicho material es resistente y de larga durabilidad, además de ser bastante económico, tanto para exteriores como para interiores amplios.  Además, es mucho más complejo de utilizar; debido a que aunque muestra una mayor resistencia, si se aplica incorrectamente, es posible que se creen fisuras y grietas.

Dicha resistencia le otorga un gran capacidad anti rayones, desgaste y grandes impactos, cosa que lo vuelve ideal para construcciones como almacenes y toda edificación que tenga alto tráfico. Es por esta razón que debe hacerse un mantenimiento progresivo, puesto que, si no se realiza, este puede agrietarse.

Por último, cabe destacar que este también es fácil de aplicar, aunque no tan rápido. Primeramente, se prepara el terreno, y luego, se encofra el sitio a pavimentar. Posteriormente, se vacía la mezcla, se alisa y luego se cura el hormigón para proceder a utilizar maquinaria para pulir, como las pulidoras o el helicóptero. Cabe destacar que este suele emplearse en sitios como garajes, estacionamientos e incluso centros comerciales y mercados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.