Pavimentos Rubio

echar hormigon impreso

¿Cómo se echa el hormigón impreso?

El hormigón impreso es una de las técnicas más utilizadas para la creación de superficies. Esta técnica ofrece múltiples variedades en cuanto a texturas, figuras, moldes y colores se habla. Por lo que es posible hacer miles de combinaciones obteniendo resultados súper originales a un precio sumamente económico.

Pero sí decidiste economizar aún más y quieres hacerlo tú mismo, hoy te contamos como es que se realiza este tipo de trabajos. ¡Checa los puntos clave que traemos para ti!

Materiales para su creación

El hormigón hoy en día podría ser el producto más utilizado alrededor de todo el mundo. Aunque no lo sepas, lo observas constantemente en construcciones residenciales, hogares, pisos y hasta en obras de infraestructura como las carreteras.

Está diseñado para ser duradero, resistente y de excelente calidad, por lo que es muy común cada día ver más personas que se interesen en este material. ¡Sé tú también conocedor! Aprende que necesitas, como elaborarlo y cuál es la manera correcta para colocarlo.

Elementos básicos para crear la mezcla

El hormigón impreso se compone de tres productos básicos, así que su fórmula no representa un problema hasta para el más inexperto.

Solo necesitas tener al alcance un aglomerante (cemento, mortero), algún agregado para moldear (arena, gravilla) y cierta cantidad de agua. La combinación de estas tres sustancias es la que da como producto lo que hoy conocemos como hormigón impreso.

Moldes para los diseños

Los moldes son las herramientas perfectas si tu intención es recrear una superficie característica, un ejemplo es un molde imitación madera. Cuando se refiere a moldes en el mercado existen una gran variedad que están disponibles y lo mejor, a un precio accesible.

Estas herramientas son las que facilitarán tu trabajo a la hora de realizar imitaciones. Por lo que si en tus planes está realizar cualquier tipo de trazos, tu mejor opción es conocer cuáles son los disponibles.

Pigmentos intensivos del hormigón impreso

Para la elaboración de superficies se necesitan de colores que sean capaces de llamar la atención y que puedan adaptarse a otros. Además, también necesitamos que sean de la mejor calidad para que puedan tener una larga duración luciendo fenomenal desde su aplicación.

Para poder cumplir con estos requisitos en este tipo de trabajos se utilizan los famosos pigmentos intensivos. Básicamente, son sustancias que pueden ser añadidas mientras el hormigón está maleable y se pueda obtener el color que hayas elegido.

¿Cómo se coloca el hormigón impreso?

Comenzando con tener a la mano lista la mezcla del hormigón impreso se le coloca los pigmentos que hayas escogido. Este debe ser un color primario que pueda servir de base natural para recubrir la superficie.

El segundo paso será agregarle el siguiente color (deberá de ser llamativo). La función de esta segunda capa hará que posteriormente puedas crear una textura y que la herramienta no se adhiera al material.

Por último ocurre la fase de estampado, la cual no es más que situar el molde mientras haces presión. Luego, deberás esperar a que seque y para culminar le agregarás una capa de resina para sellar toda la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.