Pavimentos Rubio

fratasado de hormigon

¿Qué es el fratasado de hormigón?

El Hormigón Fratasado es uno de los tipos de hormigón más utilizados en el área de la construcción. Ofrece bastantes beneficios siempre y cuando sea aplicado correctamente. Todo dependerá de lo que se quiera construir; el fratasado de hormigón es bastante resistente, ideal para los pavimentos de tipo industrial, e incluso usarse en elementos como puentes, escaleras, azoteas, entre otros.

Asimismo, este tipo de hormigón se caracteriza por ser de superficie áspera, sometido a un proceso de pigmentación para darle su color característico y que pueda combinar con el entorno. Muchos pueden confundirlo con hormigón pulido, pero la verdad es que se diferencian bastante. A continuación, se explicarán detalladamente cada uno de sus aspectos más importantes.

Pasos para fratasar el hormigón

Para realizar el fratasado de hormigón es necesario seguir una serie de pasos que no deben faltar para que quede perfectamente. Destacando así que para realizar este proceso se aplica el uso de una fratasadora de hormigón.

Primeramente, se debe alistar el terreno que se vaya a enlosar, así se obtiene una base limpia, bien nivelada y una correcta aplicación del molde o encofrado. Seguidamente, se vacía y expande el hormigón por todo el molde para luego aplanar y hacer nivelación de la superficie. Posteriormente, cuando ha pasado un tiempo, con el hormigón aún fresco, se procede a emplear la fratasadora para lograr que la superficie sea homogénea, resistente, maciza y persistente.

Beneficios del fratasado de hormigón

El hormigón fratasado, aparte de ser altamente resistente, llamativo y duradero, ofrece muchos más beneficios. Así pues, este tipo de hormigón se caracteriza por ser de aplicación sencilla, es decir, no se requieren tantos pasos para poder llevarlo a cabo. Además, es antideslizante, perfecto para realizar puentes o caminos que vayan a transitarse mucho.

Por otro lado, suele ser de bajo costo respecto a su mantenimiento, y aparte, es de excelente calidad, volviéndolo duradero y persistente con el paso de los años. Así mismo, cumple con su deber de no ser polvoriento debido a su resistencia, puesto que algunos hormigones se desgastan y dejar restos de polvo.

El fratasado de hormigón se ha vuelto ideal para la construcción de áreas industriales; soporta una gran carga y es resistente a grandes impactos. Además, puede ser personalizado porque estos al final pueden pigmentarse para que combinen con su entorno, pudiendo aplicar una gran cantidad de colores y estilos.

Es perfecto tanto para interiores como para exteriores; si no te gusta su aspecto principal ni su pigmentación, es perfectamente adaptable a la aplicación de otros materiales. Estos materiales son variados, puede ser cerámica, mármol e incluso el ladrillo. Pues, el hormigón fratasado funciona perfectamente como base para todos los materiales anteriormente nombrados.

Entonces, se podría decir que el fratasado de hormigón es ideal para cualquier tipo de construcciones; todo esto debido a las características anteriormente dichas. Aparte, la mayoría de compañías pueden ofrecerte un trabajo perfectamente realizado y a su vez, llegar a ser realmente económico y fácil de mantener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.