Pavimentos Rubio

hormigon drenante

¿Qué es el hormigón drenante?

El hormigón drenante tiene una estructura granular formada por pequeños huecos que crean canales, lo que le concede una gran capacidad para drenar o expulsar el agua y evitar el crecimiento de charcos o hielo en su superficie.

Debido a que posee poco contenido de áridos fino y a su alta porosidad, tiene la capacidad de canalizar y recoger el agua. Al permitir el paso de los líquidos, este tipo de hormigón ofrece una superficie limpia.

¿Cómo está compuesto el hormigón drenante?

La fabricación de este hormigón es muy parecido al del tradicional, pero posee la diferencia de que tiene entre un 20/25% de agujeros en la estructura. Por su parte, sus áridos son compartidos entre 4 y 12 mm, lo que proporciona mayor permeabilidad.

Por su parte, la consistencia que tiene es fluida y fácil de trabajar por más de 20 minutos. Suele aplicarse en terrenos sobre una subbase granular indistintamente de su tipo. De ese modo tiene una resistencia a flexión de 1-2 N/mm² y compresión de 10 – 15 N/mm².

Principales características del hormigón drenante

Como mencionamos anteriormente, el hormigón drenante, también conocido como poroso, tiene la finalidad de evacuar las aguas. Por lo general, se emplea para las aguas de lluvia que suelen quedar estancadas.

Tiene la característica principal de poseer bajo contenido de áridos finos y una consistencia plástica. Resulta más ligero que la opción tradicional, siendo capaz de alcanzar los 25 MPa de resistencia.

Otra característica destacable es que es un material compatible con todos los tratamientos usados en las superficies. Esto es perfecto para aplicarlo en diferentes instalaciones como deportivas, pistas rurales, urbanizaciones, arcenes y rellenos.

También es común encontrarlo en carreteras de tráfico ligero, estacionamientos o áreas de lavados industriales. Ahora bien, a pesar de que no necesita de vibración para su colocación, si es preciso compactarlo con medios mecánicos.

Ventajas del hormigón drenante

Son muchas las ventajas que pueden enumerar de con este hormigón. Como su versión tradicional, tiene la misión de ser una alternativa con mejor precio y con la durabilidad y acabado deseado por los usuarios. Dentro de los beneficios destacables se encuentran:

  • Posee menor densidad que la del hormigón tradicional.
  • Es posible fabricarse con áridos reciclados para mejorar el precio y contribuir con el cuidado del medioambiente.
  • Tiene la finalidad de canalizar las aguas pluviales. Esto también es un beneficio notorio para el medioambiente.
  • Al compararlo con otros métodos de drenaje, este resulta más asequible.
  • Aplicarlo es rápido y fácil.
  • Disfruta de una notoria mejora en la adherencia de los vehículos al pavimento.
  • También puede emplearse para fines decorativos porque puede teñirse con pinturas especiales.

¿Cómo se aplica?

Claramente, es un material que se manipulará por medio de profesionales con conocimientos en el campo. Para comenzar mezclarán el producto con un aproximado de 1.75 litros de agua por cada bolsa de 25 kg de hormigón. Esto debe hacerse hasta que adquiera una consistencia seca.

Es común que se empleen amasadores mecánicos para obtener mejores resultados y que la mezcla final sea una pasta homogénea. Debe evitarse que se desmorone al tomar un puñado en la mano. una vez obtienen la consistencia adecuada comienzan con la aplicación y añaden los químicos necesarios para mantenerla en su lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.