Pavimentos Rubio

pavimento de árido visto

¿Qué es el pavimento de árido visto?

El pavimento de árido visto también es conocido como hormigón desactivado u hormigón lavado. Resulta un material fácil de aplicar en el sitio. Lo has visto en muchas superficies como una solera de hormigón donde puedes ver sus áridos en la superficie.

Básicamente, es como dejar el hormigón al desnudo, de ahí se obtiene su nombre. Desde el punto de vista estético es una alternativa para dar un estilo rugoso, además, es antideslizante. Suele encontrarse en el exterior debido a su resistencia a los agentes externos.

Lugares donde es común encontrar el pavimento de árido visto

Debido a su apariencia, el pavimento de árido visto suele instalarse en vías pública como calles, aceras, caminos de acceso o calzadas en urbanizaciones. También es común en terrazas, centros comerciales y gasolineras.

Los motivos son claros, es un pavimento con excelentes propiedades al ser más resistente que el hormigón convencional y antideslizante. Esto garantiza que tiene una vida útil amplia.

Principales características del árido visto

Es una opción bastante rentable y con buenos beneficios a largo plazo en las zonas donde lo instales. Dentro de las características más destacadas encuentras:

  • Posee un precio más asequible en comparación con otros materiales.
  • A pesar de ser un material rugoso sirve perfectamente como decoración.
  • No requiere de muchos equipos para completar la aplicación. Además, puede aplicarse en poco tiempo.
  • Aunque los áridos vistos están a la vista, es una alternativa duradera y resistente.
  • Tiene buenas propiedades antideslizante, esto lo convierte en la mejor alternativa para exteriores donde la humedad sea constante.
  • Es capaz de adaptarse a diferentes entornos.
  • Puede transitarse sin problemas sobre él.

Posiblemente, es una de las alternativas más rentable y llamativa para el exterior. Posee diseños llamativos y es capaz de crear espacios en armonía con el entorno. Su resistencia a los cambios de temperatura lo convierte en la mejor alternativa para espacios exteriores.

Además, puedes elegir entre diferentes colores de fondo cementoso para combinarlos con la decoración del lugar si decides que forme parte de tu hogar. Es común encontrarlo en cubiertas, patios, terrazas, rampas, zonas deportivas, zonas de tráfico ligero y áreas peatonales.

Aplicación del hormigón desactivado

Los encargados de la aplicación determinarán los requisitos dependiendo de la superficie donde se aplicará. Basándose en esto se evalúa el espesor, resistencia y armado que necesita. Es un tipo de suelo que puede fabricarse con un sistema de cimentación aligerado.

Para aplicarlo primero se prepara el terreno donde irá para replantear y comprobar los niveles. Será el momento adecuado de vaciar el hormigón desactivado,  comenzar a alisar manualmente la superficie utilizando el conocido método de regleado.

Ahora es momento del fratasado manual para continuar con un desactivante. Después de fraguar el pavimento se procede a lavar la superficie a presión para quitar el mortero no fraguado y dejar expuestos los áridos.

De esta manera se consigue la obra deseada y se termina sellando la superficie rociando una resina especial sobre la superficie para mantener la calidad del material. Tendrás el resultado deseado en poco tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.